Tendencias cosméticas 2023 y conformidad UE/Reino Unido

Especificidades de los cosméticos más vendidos que debes conocer para vender en la UE/Reino Unido

Probióticos, prebióticos, belleza sin agua, bricolaje, gemas faciales o cosméticos sólidos, las tendencias cosméticas 2023 reflejan la apuesta de la industria cosmética por una forma de consumo más limpia. Aunque todos los cosméticos deben cumplir el Reglamento (CE) nº 1223/2009 y el Reglamento británico sobre cosméticos para poder venderse en la Unión Europea y el Reino Unido, cada producto tiene sus especificidades. Además, algunas categorías requieren más atención, como los cosméticos CBD.

¿Te has preguntado alguna vez si las últimas tendencias de belleza tienen alguna característica reguladora?

Si los requisitos de cumplimiento de la UE/Reino Unido son idénticos para todos los productos, las particularidades pueden afectar a tu presupuesto, lanzamiento e incluso a tu estrategia de marca. He aquí por qué.

Cosméticos fermentados

Hoy en día, el cuidado fermentado de la piel se puede encontrar en todas partes y sin duda forma parte de las tendencias cosméticas 2023. Debemos esta reciente tendencia a Corea del Sur, donde el proceso de fermentación se utiliza para cocinar desde hace siglos. Este año se lanza una amplia gama de cosméticos formulados con extractos de frutas fermentadas, plantas, leche, arroz o levadura, para ofrecer la mejor experiencia a los clientes.

Sus ventajas: los beneficios son numerosos y las fórmulas fermentadas no están sujetas a requisitos específicos en lo que se refiere al proceso de conformidad UE/Reino Unido. Así pues, la fermentación no implica más complicaciones normativas. Sin embargo, los siguientes cosméticos deberían llamar tu atención.

Belleza sin agua

La belleza sin agua surgió de una de las mayores preocupaciones de este siglo: la crisis del agua. En los albores del siglo XXI, la industria cosmética ha desarrollado una nueva generación de productos de belleza también conocidos como productos sin agua. Esta tendencia cosmética 2023 se orienta hacia los polvos, mantecas, aceites, geles, cosméticos sólidos, papeles de colorete o sticks anhidros que favorecen la reducción del consumo de nuestra agua al tiempo que presentan fórmulas más concentradas que los cosméticos «tradicionales».

Las ventajas: los productos sin agua tienen una vida útil más larga, contienen menos bacterias y, por tanto, no requieren conservantes. El riesgo de contaminación es menor, por lo que no necesitan pasar una prueba de desafío (sigue siendo necesaria una prueba de calidad microbiológica).

Los inconvenientes: aunque la belleza sin agua se describa como una alternativa respetuosa con el medio ambiente, parte de la «revolución verde», las marcas deben tener cuidado con su exactitud y sus beneficios reales. En efecto, aunque la ausencia de agua conduce a fórmulas más limpias y envases generalmente más ecológicos, los cosméticos sólidos, por ejemplo, tienen periodos de duración inferiores a los líquidos, aunque generalmente se comercialicen como lo contrario. Además, aún pueden contener alérgenos y otras sustancias nocivas para el medio ambiente.

Por ello, los fabricantes deben prestar atención a sus afirmaciones, que a menudo pueden ser engañosas y falsas. La belleza sin agua es un paso adelante, pero todavía no es una solución milagrosa y no debe describirse como tal. En lugar de centrarse sólo en el agua, las marcas deberían animar a los consumidores a buscar cosméticos que aporten beneficios tanto sociales como medioambientales, como fórmulas veganas, naturales, ecológicas o hipoalergénicas.

Cosméticos DIY

En un artículo anterior, describimos cómo el fuerte aumento de la belleza DIY fue inducido por la crisis de 19 Covid. La tendencia «Hazlo tú mismo» es una forma estupenda de que los consumidores participen activamente en su rutina de belleza, pero su proceso normativo es mucho más complicado en la UE/Reino Unido porque la fórmula no es fija. Garantizar la seguridad de un producto de fórmulas múltiples es una tarea compleja que puede conllevar costes más elevados y un proceso de cumplimiento más largo. Cada caso es único y requiere una solución a medidaPor eso te animamos a que te pongas en contacto con nosotros para recibir el asesoramiento de nuestros expertos. No obstante, aún podemos dividir los cosméticos DIY en 3 categorías con distintas implicaciones normativas:

  • Kits DIY con una sola receta posible: Un PIF para el producto final y pruebas realizadas sobre el producto final y/o cada ingrediente.
  • Kits DIY con diferentes recetas posibles: La base debe seguir siendo la misma, con ingredientes adicionales y concentraciones que varíen según la elección del consumidor, y debe crearse un PIF correspondiente a cada combinación específica que pueda hacer el cliente. Las pruebas deben realizarse para cada ingrediente y/o cada receta posible.
  • Los distintos ingredientes se venden por separado: Pueden considerarse como un kit si se establece un vínculo claro entre los ingredientes (receta, referencia comercial, marca…), o bien como materias primas. En ese caso, deben cumplir la normativa correspondiente.
¿No sabes lo que es un PIF? Puedes consultar este artículo para conocer a fondo los requisitos legales sobre cosméticos de la UE y el Reino Unido.

Por tanto, elegir entre estas opciones de bricolaje repercutirá en toda tu estrategia de marketing y desarrollo, en tu presupuesto y en el proceso de cumplimiento, mientras que muchas variaciones de estas tres opciones no aparecen en la lista anterior.

Es bueno saberlo: Los productos DIY aún pueden obtener certificaciones (natural, limpio, sin OGM, ecológico…) si cada ingrediente/cosmético cumple los requisitos.

Gemas faciales

De moda en 2023, las gemas faciales pueden verse en series de TV o en famosos y encarnan una tendencia retro que vuelve a estar de moda. Las formas y estilos se diversifican, dejando al consumidor una amplia gama de opciones. Sin embargo, hay dos categorías de gemas faciales y sólo una de ellas es cosmética.

  • En el caso de una pegatina, la gema facial se define como un producto general, que no se rige por la normativa sobre cosméticos de la UE/Reino Unido.
  • En el caso de una gema facial aplicada sobre la piel con pegamento, el pegamento se considerará un cosmético del mismo modo que el pegamento de las pestañas postizas, por ejemplo. No obstante, la gema facial en sí seguirá siendo un producto general.

En consecuencia, debes elegir cuidadosamente una de estas dos opciones, ya que la categoría de tu producto se verá directamente afectada.

La experiencia de BIORIUS

Como experto en normativa de terceros, BIORIUS puede ayudar a tu marca a cumplir diversas normativas sobre cosméticos. Podemos adaptarnos a cada especificidad de producto y proponer soluciones específicas, incluyendo cómo valorar tus productos limpios con certificaciones y ponerte en línea en más de 60 países.

Emma Varnier

Representante de Desarrollo Empresarial

emma.varnier@biorius.com

Author

  • Frédéric Lebreux

    Dr. Frédéric Lebreux is Biorius's Chief Executive Officer and has worked in the cosmetic industry for more than 13 years. He is regularly invited as a speaker or Professor to cosmetic events.

    Ver todas las entradas